+ 54 11 3918 6208 info@az-group.com.ar
        En los últimos meses, los precios de la soja no hicieron más que subir. Los fundamentals del mercado para sostener los valores en estos niveles, e incluso impulsarlos al alza, continúan siendo firmes.        Por un lado, las expectativas de que los stocks finales en EE.UU. para el ciclo 20/21 estén realmente ajustados son confirmadas mes a mes por los informes del USDA. En noviembre, el Departamento de Agricultura de EE.UU. proyectó existencias finales para este país por 5,2 mill. de t, representando uno de los stocks más bajos de los últimos 10 años. Esta situación de oferta ajustada por parte de uno de los principales jugadores de soja a nivel mundial, se da también en concordancia con una demanda que permanece muy firme, principalmente por parte de China. Para el ciclo 20/21, EE.UU. ya lleva comercializando al exterior un acumulado de 51 mill. de t, aumentando un 73% frente al promedio de los últimos 5 años.  Dicho volumen se encuentra vendido sobre una estimación de exportaciones de 59,9 mill. de t, significando que ya cumplió el 85% de su volumen proyectado, cuando todavía resta más de la mitad de la campaña comercial. De esta cantidad, China adquirió más de la mitad.

No obstante, la incógnita que se presenta hoy en el mercado es cómo seguirá comportándose la demanda, debido a noticias en la última semana de cancelaciones de ventas por parte de China. Dichas cancelaciones se dieron en consecuencia de los márgenes ajustados que tiene la molienda de soja en China, por el alto valor de los granos en el mercado internacional.

Otro de los factores alcistas dentro de este contexto es el climático de Sudamérica, dado que tanto Brasil como Argentina (representan el 51% de la cosecha de la oleaginosa a nivel global) acumularon una sequía importante en ciertas zonas productoras de soja. En las últimas semanas, las lluvias permitieron la recuperación de gran parte del área agrícola, pero todavía hay algunos sectores comprometidos con falta de humedad. La expectativa de año “Niña” que podría comprometer la cosecha de los otros dos protagonistas del mercado de soja se suma como condimento a los precios. Se espera un verano con precipitaciones por debajo de lo normal, principalmente para los meses de diciembre y enero.

Los inventarios de soja a nivel global estarán muy ajustados durante la campaña en curso. Esta situación podría mantener muy firmes los precios de la oleaginosa, tanto en Chicago como en el mercado local. En este sentido, muchas empresas que apostaron a la compra de opciones (principalmente call) unos meses atrás, actualmente están teniendo una ganancia adicional debido a la apreciación de la prima de dicha herramienta, como se muestra en el gráfico. En el contexto actual, para aquellas empresas que ya tengan una cobertura significativa para la nueva campaña que le permita cubrir los costos, la alternativa de comprar CALL en el mercado hoy también es una buena opción si mantienen una expectativa alcista para los precios.

 

Lunes 30 de noviembre de 2020

Share This
× WhatsApp