fbpx
+ 54 11 3918 6208 info@az-group.com.ar
Una superficie récord de maíz podría quedar sin sembrar este año en Estados Unidos, calificando para el seguro “Prevented Planting”.
La decisión de los productores en Estados Unidos define el rumbo del mercado en medio de un atraso histórico en las labores de siembra.

Por Sebastián Salvaro, Co-Founder Analista de AZ Group.

MIRÁ LA NOTA EN: AGROFY NEWS

Por Nicolás Degano Agrofy News

El 5 de junio es la fecha final de siembra para el maíz y podría comenzar a definirse el área final en una campaña fuertemente afectada por las precipitaciones.

«En Estados Unidos hay muchas más preguntas que respuestas. El panorama se va a comenzar a definir después del 5 de junio que es la fecha límite para los seguros que tienen que tomar americanos», comentó el analista Sebastían Salvaro de AZ Group. «Hasta entonces tenemosmucha volatilidad por delante«, agregó.

Comenzar a conocer el área final de siembra será clave para el futuro del mercado de granos ya que puede tener un gran impacto sobre la hoja de balance de la campaña 2019/20: «Una cosa es hacer un escenario de oferta y demanda mundial con un Estados Unidos con siembra normal, y otra es hacer un escenario con una siembra del 70% de la superficie proyectada inicialmente».

Ver también: Las imágenes reflejan la gravedad de las inundaciones en Estados Unidos

OPCIONES EN JUEGO

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario explicaron que ante la imposibilidad de sembrar maíz en las fechas óptimas para hacerlo, los farmers norteamericanos tendrán a disposición distintas opciones.

Dentro del menú de opciones que gran parte de los productores de EE.UU. tienen a disposición, es aplicar para el pago del programa de “Prevented Planting”, un seguro que ofrece el gobierno de los Estados Unidos a aquellos farmers que se hayan visto obligados a dejar sus tierras sin producir. Este seguro es el que se activa a partir del 5 de junio.

Además, tienen la posibilidad de dedicar sus campos a la producción sojera, para la cual todavía hay más tiempo. Se estima que quedan todavía algo más de 15 millones de hectáreas de maíz para sembrar y 24 millones de soja, una superficie que podría crecer si los productores deciden trasladar la siembra.

Otra opción, que a medida que los precios tienden a subir por las mismas complicaciones climáticas empieza a aparecer más rentable, es el de sembrar maíz fuera de fecha, con el objetivo de que los altos precios compensen las pérdidas en los potenciales de rinde. Una encuesta entre productores reveló que para que esto suceda el precio tendría que superar los US$ 177 (hoy en US$ 170).

Salvaro explicó que los cambios de precios reciente generó un cambio en la relación soja maíz, que para volver a valores normales tendrían que pasar dos cosas. Una es que el maíz baje (algo poco probable al menos el corto plazo). Lo otro es que la soja suba: «Ahí es donde el escenario se pone gris por la gran posición vendida de fondos«.

«El área que queda por sembrar de soja y maíz es histórica«, destacan desde la consultora INTL FC Stone. «El mercado climático empieza a llevarse puesto en términos de funadmantos a el conflicto comercial entre China y Estados Unidos, e incluso parece dejar en segundo plano el complejo panorama de China y la gripe que viene afectando severamente a su plantel de porcinos», agregan.

Ver también: El maíz argentino, frente a una demanda extraordinaria

Un informe de la Universidad de llinois agrega que a la incertidumbre climática y de precios se suma el factor político: «Se suma el Programa de Facilitación del Mercado (MFP) para 2019 que anunció el Gobierno de Trump por la guerra comercial, que debe pasar por el Congreso«. Sobre este programa se conocen aspectos muy generales hasta el momento.

ENTRA SUDAMÉRICA

Desde AZ Group, Sebastian Salvaro destacó que el final aún está abierto y que con el paso del tiempo comenzarán a jugar nuevos factores: «La menor oferta de Estados Unidos comenzaría a verse contrarrestada por la potencialidad de siembra en Sudamérica, aunque en un contexto de menor demanda mundial».

Con todo esto vemos un mercado cargado de volatilidad en el que el maíz argentino se ve beneficiado, por ello resulta fundamental tener en cuenta las herramientas de futuros para disminuir riesgos y poder capturar oportunidades que ofrece una situación sin precedentes en Estados Unidos.

Matías Amorosi de Az Group agregó que los márgenes de la nueva campaña de maíz cierran muy bien con un maíz a US$ 150. Esto se ve reflejado en las operaciones que se observan en el mercado local para el ciclo 2019/20, con ventas anticipadas de productores cercanas a los 2 millones de toneladas.

Además, otro factor que incentiva la fijación es que mucha de la financiación de esta campaña está atada a canjes futuros: «Creció mucho de la mano de los semilleros. Los bancos están muy poco activos y los productores necesitan financiación, que la logran atada al maíz del año próximo».

Por qué el 5 de junio puede ser una fecha clave para el mercado de granos
5 (100%) 1 voto[s]
× WhatsApp