fbpx
+ 54 11 3918 6208 info@az-group.com.ar
El mercado está atento a lo que suceda con el desarrollo de los cultivos en Estados Unidos. Los retrasos en las siembras tanto de maíz como en soja ponen en duda si este país alcanzará las producciones esperadas a principio de la campaña 2019/20, por el USDA.

Por Catalina Ferrari, Analista de AZ Group.

MIRÁ LA NOTA EN: AGROSITIO

Según datos publicados por el USDA, en su informe semanal de estados de los cultivos, la sumatoria de las condiciones de bueno y excelente asciende al 59% del área implantada vs el 73% del promedio de los últimos 5 años, a igual fecha.

Esto demuestra que los excesos hídricos en gran parte de los principales estados productores, no sólo se encuentra perjudicando las labores de implantación del cultivo, sino que se encuentra afectando el normal desarrollo de la planta. Esto a medida que pasen las semanas va a ser un dato para ser seguir de cerca, dado que puede provocar que el maíz alcance la próxima resistencia (techo) de precio que se encuentra en los 520 cnts/bushel (204 u$s/t.) en Chicago, de continuar empeorando la condición de los cultivos.

La expectativa de una caída en la producción de maíz de Estados Unidos generó un movimiento de los fondos especulativos que se posicionaron del lado comprado luego de meses, en lo que su posición neta se encontró del lado vendido. El volumen alcanzó las 18,2 mill. de t. al 18-06-19. El precio, por su parte, acompaño dicho movimiento cotizando la posición más cercana los 170 u$s/t.

Lo que ocurra con Estados Unidos será un factor determinante para que la tendencia del cereal alcista se consolide o no. En el corto plazo, más precisamente el 28 de junio, el USDA publicará el informe sobre el volumen efectivamente implantado de área. De confirmarse la caída en superficie, el precio podría incrementarse.

En Argentina, por su parte, las lluvias de la última semana provocaron un retraso en la cosecha del cereal. Al 20-06, según datos publicados por la BCBA, el porcentaje recolectado ascendía al 44,4% del área cosechable con una proyección de cosecha de 48 mill. de t.

En cuanto a los compromisos asumidos por el productor, de la campaña 2018-19, las compras de la exportación fueron realizadas por 22,5 mill. de t., igual volumen que las Ventas Declaradas al Exterior (DJVE). En la última semana, la exportación se encontró traccionando por mercadería dado los compromisos asumidos.

La demanda de la exportación fue acompañada por el precio, alcanzando el disponible en el MATba los 165 u$s/t., y si se analiza el precio pizarra para puerto Rosario, el mismo se encontró en los 7100 $/t., desde los 6500 $/t. de días atrás.

Para la campaña 2019/20, los valores de la posición cosecha del maíz temprano (abril-20), en el MATba promediaron para los primeros días de junio los 155 u$s/t., por encima de los 146 u$s/t. correspondiente al mes de mayo.

El incremento de precio provocó un volumen de compromisos, por parte del productor, superior a lo acontecido a igual fecha del año anterior. Según datos publicados por la Secretaria de Agroindustria, las compras de la exportación alcanzan las 3 mill. de t. para el ciclo 2019/20 vs 1,3 mill. de t. de la campaña 2018/19, a misma fecha del año pasado.

Para aquellas empresas que ya tenga decidido dentro de su rotación sembrar maíz para la próxima campaña, estar atentos a estos valores que se encuentra ofreciendo en el mercado, dado que en gran parte de las regiones agrícolas del país con estos valores se alcanzan márgenes positivos.

En cuanto a soja, al igual que en maíz, los retrasos en la siembra de Estados Unidos están generando volatilidad en el mercado de Chicago, que se trasladó a nivel local con una suba del valor de la oleaginosa tanto en posiciones futuras como la más cercana.

A diferencia de lo que sucede con el maíz, la soja se divide en dos tiempos; lo que ocurre a nivel productivo en Estados Unidos, y un segundo tiempo con lo que sucede en Sudamérica.

De lo que lleva transcurrido del primer tiempo, los atrasos en la implantación de la soja estadounidense podrían provocar movimiento de precios, de acá a dos meses, aunque un factor que tiene como contrapeso es el excesivo stock final de la oleaginosa. El mismo, según datos publicados por el USDA, alcanzaría al cierre de esta campaña 2019/20 en Estados Unidos 28 mill. de t. Pudiendo de esta forma, a pesar de tener una merma productiva estadounidense no reflejarse un importante aumento de precio, como si está ocurriendo en maíz. Aunque no deja de ser un factor a seguir en el corto plazo.

En Argentina, las ventas se aceleraron las últimas semanas debido al incremento de precio del disponible que alcanzó valores de 240 u$s/t., y en su defecto la pizarra Rosario cotizó en valores superiores a los 10.000$/t.

Según datos publicados por la Secretaría de Agroindustria, al 12-06, el volumen comprometido por el productor, del ciclo 2018/19, asciende a 25,6 mill. de t., desde las 22,7 mill. de t. de igual fecha del ciclo anterior.

En las próximas semanas, lo que ocurra con el progreso de los cultivos en Estados Unidos determinará el contexto de precios con el que se desarrollará la próxima campaña. Es por ello por lo que es importante realizar los márgenes de cara al ciclo 2019/20, para poder captar las oportunidades que nos brinde el mercado en el mediano plazo; realizando estrategias de coberturas flexibles.

Fuente: Centro de Gestión Agropecuaria

Con la Lupa Puesta en el Maíz
5 (100%) 1 voto[s]
× WhatsApp