fbpx
+ 54 11 3918 6208 info@az-group.com.ar

 

Por Jeremias Battistoni, Analista de AZ Group.

 

Las primeras proyecciones de pérdida de producción de Brasil, por la seca que afectó a los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná sumado a las precipitaciones excesivas en el litoral argentino ponen el foco en la campaña gruesa de Sudamérica.

  

En Brasil la Conab redujo la estimación de producción de soja para el ciclo 2018-19, pasando de 120,1 a 118,8 mill. de t. Esto se debe a las restricciones hídricas que afectaron a dos de los principales estados que aportan volumen para la oleaginosa. Con el avance de la recolección del cultivo se verá efectivamente cuál es la pérdida total. En Argentina, las fuertes tormentas y precipitaciones acontecidas en el litoral y en la pampa húmeda, provocaron pérdidas de áreas y re siembras, aunque esto podría ser compensado por los buenos rendimientos esperados.

A nivel de precios, el futuro mayo-19 para soja no supera los 250 u$s/t., provocando un retraso en las ventas del productor frente a la campaña anterior. Según datos de la Secretaría de Agroindustria, el volumen comprometido al 16-01-, asciende a 4 mill. de t. frente a las 6,9 mill. de t. del ciclo 2017-18. El precio objetivo de muchas empresas agropecuarias se encuentra entre los 250-255 u$s/t. recortando de los 260/70 en la medida que el mercado no da respuesta y retrasando la actividad comercial.

En lo que respecta a maíz, en gran parte del país los cultivos de primera se encuentran en excelente condición generando que los rendimientos esperados se ajusten al alza. Por el lado de los precios, luego de la recuperación del mes de diciembre, el valor del cereal para el mes de abril cotiza por encima de los 140 u$s/t. En algunos casos, se han ofrecido negocios con maíz húmedo para el mes de marzo con valores cercanos a 150 u$s/t.  Este precio se encuentra en línea con los valores objetivo de los productores.

La exportación lleva adquiridas 5,7 mill. de t., del ciclo 2018-19, por encima de los 5,3 mill. de t. de igual de hace un año atrás. A la vez, las DJVE alcanzan un volumen de 4,3 mill. de t., superando ampliamente a las 520 mil t. de igual fecha del ciclo anterior. A pesar de que los precios se encuentren por debajo de los 170 u$s/t. que ha llegado a cotizar el futuro del maíz, en algunas regiones a estos valores el margen es positivo.

Respecto del trigo, finalizó la cosecha en Argentina alcanzando un volumen record de producción de 19 mill. de t., según datos publicados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Este gran volumen no afectó al precio, ya que, en pleno momento de estacionalidad a la baja por la entrada de mercadería, nos encontramos con valores por encima de los 200 u$s/t.

Las ventas por parte del productor alcanzan las 10,6 mill. de t., de las cuales 9,3 mill. de t. fueron adquiridas por la exportación, 1,9 mill. de t. por encima del volumen comprado a misma fecha del año pasado y se informaron ventas al exterior por 6,7 mill. de t. La Secretaría de Agroindustria estima exportar 13 mill. de t., en el presente ciclo comercial, por lo que restan adquirir solo 3,8 mill. de t. hasta noviembre. La molinería para el ciclo 18/19 se estima en 6,8 mill. de t., a la fecha lleva declaradas compras por 1,3 mill de t., presentando un 11% de retraso frente al año pasado.

En lo que respecta al ciclo 2019-20, ya comenzó a cotizar la posición futura enero-2020 de trigo. El promedio de la misma fue de 189 u$s/t., con un mínimo en 186,5 u$s/t. y un máximo de 193,5 u$s/t. Al compararlo con el inicio de campañas anteriores, los valores son atractivos y superan los valores registrados a misma fecha. Aunque falta mucho por delante, es importante comenzar a tener en cuenta estos precios si ya se tiene la decisión tomada de sembrar trigo la próxima campaña.

Con estos valores, como se detalla anteriormente, los productores avanzaron bastante en ventas de trigo y la comercialización de maíz también se encuentra en línea con la campaña pasada. Quizás el interrogante pase por lo que suceda con el precio de la soja de aquí en adelante. La volatilidad del mercado estará dada por lo que ocurra con el clima en Sudamérica y el inicio de la cosecha gruesa tanto en Argentina como en Brasil. A estos factores se sumará la primera estimación de producción global del USDA y en febrero su primera estimación con intención de siembra para el ciclo 2019-20 sobre Estados Unidos.

El climático sudamericano ya llegó
5 (100%) 1 voto
WhatsApp