fbpx
+ 54 11 3918 6208 info@az-group.com.ar

Por Jeremias Battistoni, Analista de AZ Group – Martes 20 de Noviembre de 2018

Se cosecharon los primeros lotes de trigo en el norte y comienza el ingreso de la cosecha fina. Las labores avanzan sobre la implantación de la gruesa a buen ritmo, pero el escenario de precios cambió afectando directamente los márgenes de las empresas agropecuarias.

 

Las turbulencias políticas tanto locales como internacionales han repercutido directamente en los márgenes de las empresas agropecuarias. El vaivén de los precios se inició con las afectaciones por sequía de la campaña pasada, que mermaron la producción nacional. Con el transcurso de la cosecha gruesa se confirmaron las perdidas productivas, los precios reaccionaron dando cierto alivio y presentaron un escenario alentador pensando la nueva campaña (2018/19). La confirmación del conflicto comercial entre Estados Unidos y China a fines de mayo golpeó los precios a nivel global, en especial sobre la soja, pero el escenario aún se mostraba alentador. A principios de septiembre, la modificación del esquema de retenciones, junto a la implementación del impuesto a las exportaciones, afectan nuevamente los precios. El ingreso de la excelente cosecha americana suma presión y llevó a los precios a los niveles actuales. En este trajín de precios, los márgenes proyectados y la planificación de la campaña se vio modificada reiteradamente.

El cuadro presentado gráfica el avance de las ventas anticipadas para la campaña 18/19 para los distintos cultivos y la comparación contra misma fecha un año atrás. Los cereales presentan una dinámica comercial acelerada en su conjunto. Los buenos precios del trigo y la cebada, sumado a las necesidades financieras de las empresas han estimulado la venta anticipada. Ya se puso precio a 6,6 mill. de t. de trigo y 1,4 mill de t. de cebada. Respecto al maíz, de febrero a agosto los precios a cosecha estuvieron por encima de los promedios históricos y las empresas reaccionaron cerrando costos. Para las oleaginosas, el escenario es inverso, solo se ha puesto precio a 1,4 mill. de t., los precios presentaron oportunidades solo hasta mayo, momento en que el productor puso el foco en la cosecha y no en la campaña por venir.

 

En lo que respecta al maíz, el promedio de agosto arrojó 171 u$s/t. para la posición abril 2019, presentando al cultivo como la mejor opción de inversión en términos de renta, alcanzando e incluso superando el precio dolor (20% de renta). En el escenario de precios actual, 142 u$s/t. posición abril, para maíces tempranos y 138 u$s/t. julio para los tardíos los márgenes se ven muy ajustados. Salvo zonas puntuales de bajo costo productivo pero alto riesgo, ninguna zona alcanzaría el 20% de renta bajo un esquema de alquiler. En este escenario, el riesgo productivo se hace latente, quedando atadas las empresas a un margen de error mínimo en lo que a rendimiento productivo refiere. De todos modos, las ventas anticipadas se encuentran adelantadas respecto a la campaña pasada, los buenos precios hasta septiembre y la buena relación contra los insumos estimularon la venta anticipada. De cara a la implantación de los maíces tardíos los precios no estimulan un avance en las ventas.

 

En lo que respecta a soja, siempre refiriendo a precios a cosecha (mayo 2019) el mes de agosto promedió los 272 u$s/t.. En este escenario, todas las regiones productivas del país arrojaban un margen positivo, que llegó incluso a superar el 20% de renta. Hoy con precios de 251 u$s/t. los márgenes se ajustan llegando a posarse sobre el precio de indiferencia (renta cero) para zonas como NOA, Este (Areco) y Mar y Sierras (Tandil) descontando alquileres. Cerrar renta mínima o convalidar precios de renta negativa sobre la siembra no sería opción, las necesidades financieras y el apremio por cerrar costos productivos pueden estimular ciertos contratos, pero el avance comercial es mínimo.

 

En un año con perspectiva de niño en lo que refiere a las precipitaciones, con una estimación de producción de 139 mill. de t. a nivel país, y un escenario de márgenes ajustados. Las ventas anticipadas para necesidades a cosecha se vuelve menester a fin de no quedar atado a ventas en plena cosecha. Las oportunidades de precio en este escenario hacen necesario poner foco en la comercialización.  Trabajar con un volumen definido de venta anticipada, definir precios gatillo para captar oportunidades y apoyarse en herramientas flexibles para dar reacción a los precios es recomendable.

Con márgenes ajustados las ventas se retrasan
4.7 (93.33%) 3 votos
WhatsApp