fbpx
+ 54 11 3918 6208 info@az-group.com.ar

Por Catalina Ferrari, Analista de AZ Group.

En Sudamérica comenzaron las siembras de los cultivos de verano. En el caso de soja, se espera un incremento de área tanto en Brasil como en Argentina. Para maíz, luego de la implementación de retenciones en Argentina, se presentó la incógnita de si efectivamente  habrá un aumento de superficie con el cereal o no.

El gran volumen de producción de soja 2018/19 desde Estados Unidos estaría casi confirmado. El USDA, en su informe de oferta y demanda de septiembre, incrementó el rendimiento esperado a 3,55 t/ha., de confirmarse este valor se alcanzaría un record en productividad por hectárea. La producción de la oleaginosa esperada para este país es de 127,8 mill. de t., superior en 2,9 mill. de t. a lo proyectado en el mes de agosto.

Por otro lado, ya comenzó la cosecha de este grano, que registra un ritmo superior al promedio de los últimos 5 años, de esta manera, la oferta proveniente de Estados Unidos ya estaría ingresando en el mercado.

Con respecto a Sudamérica, se espera un incremento de área de soja en Brasil frente a la campaña pasada, alcanzando las 35,8 mill. de has. Al momento la proyección de producción es de 120,3 mill. de t., según datos publicados por AgRural, aunque recién comienza la siembra del cultivo. El progreso de implantación al 21-9 era de 1,9% de la superficie total a sembrar, frente al promedio de 0,3% de los últimos años. Para Argentina también se espera una mayor participación intercampaña en el área de soja, según datos publicados por la Bolsa de Cereales de Buenos se sembrarían 200 mil has más respecto al ciclo 2017/18. De esta manera el área se proyecta en 17,9 mill. de has.

La posición de los fondos especulativos en soja, se encuentra del lado vendido con un volumen de 9,5 mill. de t., casi sin presentar modificaciones en las últimas semanas. Por el otro lado, la posición de los fondos de cobertura (aquellos que si tienen la mercadería y necesitan cubrir precio) es casi neutra, es decir tienen misma cantidad de contratos comprados que vendidos. En conclusión, hoy el mercado de soja se rige por un balance entra la oferta y la demanda, propiamente dicha, prácticamente libre del componente especulativo.

La posición noviembre-18 en Chicago cotizó en un rango entre 300 a 312 u$s/t en el último mes. A nivel local, luego de la modificación del esquema de retenciones, el precio de la misma posición (noviembre- 18), en el Mercado a Término de Buenos Aires ajustó a la baja promediando el último mes en 262 u$s/t. frente a los 280 u$s/t. del mes de agosto. En cuanto a la posición futura mayo-19 también ajustó a la baja pasando de 271 u$s/t. a 251 u$s/t. en el mes de septiembre. Al analizar las relaciones insumo/producto nos encontramos con que debido a la baja de precios de la oleaginosa, se necesitan más toneladas de producto para poder comprar una tonelada de fertilizante, ya sea urea o fósforo. Las relaciones actuales de estos insumos con respecto a soja están en sintonía con el promedio de los últimos años. En cuanto a glifosato todavía la relación con la oleaginosa se encuentra positiva, levemente mejor al promedio de los últimos años.

En lo que se refiere a maíz, a nivel internacional, la producción de Estados Unidos se proyecta con un incremento frente a la campaña pasada, alcanzando un volumen de 376 mill. de t. El dato a destacar es que a pesar de que a nivel mundial se espera una mayor producción que el ciclo anterior, el crecimiento de la demanda mundial es mayor a el de la oferta, por lo que el stock final se vería reducido. Esto es un factor positivo para el mercado, ya que la relación stock/consumo se reduce de 18,2% a 14,2%.

En Argentina, la expectativa inicial era de un incremento de área frente a la campaña pasada, sin embargo luego del anuncio del gobierno del nuevo esquema de retenciones podrían haber modificaciones en  los planes de siembra. Al analizar los números de cara a la próxima campaña, en algunas regiones el resultado del maíz comenzó a ser más ajustado. Esto no sólo se debe a la imposición de retenciones sino también a la caída de las cotizaciones en general.

Según datos publicados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el área a sembarar con maíz en la campaña 18-19 se proyecta en 5,8 mill. de has del maíz con destino comercial frente a las 5,5 mill. de has. del ciclo anterior. El progreso de implantación a la fecha es del 10,7% del área estimada. Por su parte, en su informe mensual de septiembre la Secretaría de Agroindustria informó que el área proyectada con maíz (incluye maíz con destino forrajero) asciende a 9,35 mill. de has. desde las 9,1 mill. de has. del ciclo pasado.

En las próximas semanas, clima mediante, se confirmará si efectivamente la intención de siembra se mantiene frente a las expectativas iniciales.

En cuanto a las ventas 17-18, el productor lleva un retraso frente a la campaña pasada de 3,9 mill. de t. Las compras de la exportación fueron realizadas por 18,8 mill. de t., cuando a igual fecha del año pasado las mismas ascendían a 21,2 mill. de t. Estas últimas semanas, no hubo gran presión compradora de maíz, aunque es esperable que hacía fin de año los consumos comiencen a traccionar la demanda del cereal. Los precios de todas las cotizaciones de maíz sufrieron un ajuste a la baja de agosto a septiembre, tomando como ejemplo la cotización de diciembre-18, en el MATba, esta pasó de 169 u$s/t. a 148 u$s/t. Para las posiciones de la próxima campaña, el promedio también fue menor frente al mes pasado, con una caída media de 15 u$s/t. en la posiciones abril-19 y julio-19.

En el mercado internacional de tirgo, a pesar de que el USDA ajustó al alza la producción de Rusia en su último informe, el mal desempeño de los países productores del hemisferio norte provocó la suba del precio en Chicago en los últimos meses. Además, las noticias productivas de Australia no son alentadoras ya que hay gran afectación en sus cultivos, no solo por la ocurrencia de una helada tardía sino que el desarrollo del cultivo comenzó con falta de humedad.

En lo que se refiere a Argentina, en algunas zonas como es sur de Córdoba, noreste de la Pampa y sur de Santa Fe se necesitarían precipitaciones en el corto plazo para poder permitir un establecimiento adecuado del cultivo. De no haber mayores complicaciones climáticas, la producción podría alcanzar las 18,5 mill. de t.

El precio del trigo, luego del anuncio de las retenciones, también tuvo una caída en sus cotizaciones al igual que el resto de los cultivos, pero la posición enero-19 en el MATba aún se mantiene en un rango superior a los 195 u$s/t. Esto es en parte producto del sector exportador que sigue firme en su demanda con compras por 6,1 mill. de t. y con DJVE (declaraciones de venta al exterior) por 5,8 mill. de t. A igual fecha del año pasado el volumen era de 3,3 mill. de t. compradas y DJVE por 59 mil t. Es posible que en momentos de cosecha el precio se deprima por menos puja de la demanda exportadora, que realizó gran volumen de negocios de forma anticipada. Para aquellas empresas que todavía no hayan realizado ventas futuras, cubrir un porcentaje a los valores actuales podría ser una buena opción dado que, a pesar de la aplicación de retenciones, el precio se encuentra cotizando con premio frente al FAS Teórico futuro.

Arrancando Motores en Sudamérica
4.7 (93.33%) 6 votos
WhatsApp